El bloqueo de salidas de emergencia es la infracción más frecuente en discotecas y bares

Luego del incendio en una discoteca de Brasil que ocasionó la muerte de 231 personas, el tema de la seguridad en centros de diversión vuelve al debate también en Ecuador, especialmente en Quito, donde el 19 de abril de 2008, la discoteca Factory, ubicada en el sur de la ciudad, se incendió con el trágico saldo de 19 personas fallecidas, tras un espectáculo de fuego realizado por una banda de rock gótico.

El bloqueo de puertas de emergencia e irregularidades con extintores de incendios son las infracciones más frecuentes en bares y discotecas que operan en Quito, manifestó Esteban Cárdenas, asesor técnico de la Comandancia General de Bomberos.

El funcionario explicó que hay establecimientos que cumplen con las normativas de seguridad necesarias y son totalmente seguros y otros locales que operan al margen de la ley y por ello aseguró que se realizan operativos frecuentes para exigir que cumplan con las normativas.

También dijo que hay personas que tienen varios establecimientos que luego de pasar las inspecciones, sacan los extintores y readecuan puertas de emergencia para incrementar la capacidad de los locales, lo que posibilita que la situación salga de control, a pesar de los operativos que se realizan.
Llamó además a la ciudadanía a presentar denuncias si se constata que algún local incumple con la normativa, apoyando de esta forma las acciones de los organismos encargados.

Guillermo Altamirano, director de Inspección de la Agencia Metropolitana de Control, dijo que muchos locales que no cumplen con las normativas son clausurados y días después continúan funcionando de forma “irresponsable”, pero los dueños quedan con multas que van entre los USD 30 mil y USD 40 mil.

Aseguró que en 2012, en todas las administraciones zonales de la capital ecuatoriana han sido clausurados alrededor de 1.000 locales y las multas ascienden a unos USD 800 mil.

El asesor técnico de la Comandancia General de Bomberos señaló que la ley contra incendios establece como contravención de cuarta clase, con penas que van de entre 16 y hasta 30 días de prisión, a aquellos administradores que pusieren candado a las puertas, que operen sin permisos o que no tengan extintores en sus locales.
Entre los requerimientos de seguridad que deben cumplir los locales de diversión están: extintores contra incendios, puertas de seguridad, señalética reflectiva, lámparas de emergencia, entre otros.

También te podría interesar...

Reiniciar fuente
Activar Contraste